The Singular: el nuevo hotel estrella de la Patagonia chilena

Nuestra ejecutiva de ventas, Catalina Zúñiga, nos cuenta su experiencia en recién inaugurado Hotel The Singular, ubicado en Puerto Bories, a 10 kilómetros de Puerto Natales, y que se posiciona como la nueva estrella de los hoteles de lujo en la zona.

Por Catalina Zúñiga

Fui una de las afortunadas en conocer el Hotel The Singular, ubicado en Puerto Bories y con el Fiordo de Última Esperanza como testigo principal, en plena Patagonia chilena. El proyecto nace gracias a la iniciativa de los herederos de cuatro generaciones de pioneros, que abrieron el Frigorífico Tierra del Fuego en la segunda década del 1900.

El frigorífico, que fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1999, ha sido recuperado para convertirlo en un hotel que combina el lujo con la historia y los elementos “industriales” que los pasajeros pueden ver en su estadía. Por esto es un lugar lleno de historia, y recorrer sus espacios y rincones es una increíble experiencia.

En nuestra visita al hotel nos contaron del proceso de recuperación y luego de reconstrucción del Frigorífico y del hotel. No dejábamos de impresionarnos con historias como: “esto estaba sepultado en tierra”, refiriéndose al ecléctico y original restaurant donde estábamos cenando. Allí, debajo de todo, encontraron muchos objetos que usaban los operadores en el frigorífico, y que ahora están colocados en unas vitrinas de vidrio, mostrándose como invaluables piezas de museo.

Al llegar al hotel después de las 3 horas y algo de viaje desde Punta Arenas, mi primera impresión fue: “Esto va a ser especial, qué loco este hotel. En qué estaban pensando!!”. El vehículo entra a una especie de galpón-estacionamiento, en donde los anfitriones esperan a los pasajeros y después “bajan” al hotel ¡en un funicular! Sin duda el nombre “Singular” refleja muy bien el espíritu del hotel, que aunque no está listo en un 100%, y quedan varios espacios del hotel en construcción-reparación, es simplemente deslumbrante.

Indudablemente es un hotel de lujo, 5 estrellas, que tiene todo lo que un viajero exigente necesita para su comodidad, descanso y entretención. Pero The Singular es más que eso; su arquitectura, decoración, enormes espacios e historia le dan una energía tremenda haciendo de cada detalle digno de fotografiar y comentar.

Aparte de sus asombrosas instalaciones, ofrece excursiones que ellos denominan como “auténticas”, ya que llevan a los viajeros a lugares que siempre han estado ahí en la Patagonia, pero que no son tan conocidos, como la Cueva Chica y la Cueva Mediana (casi todos conocen solamente la Cueva del Milodon), la navegación a los glaciares en una embarcación propia, lo que permite llegar antes que los demás  a los glaciares (lo cual es muy agradable ya que uno no se topa con otros visitantes).

Claramente la diferencia con otros hoteles de la zona es el lugar en donde está, ya que no es el primero que ofrece programas con todo incluido ni el primero con un maravilloso spa ni con vista al Seno de Última Esperanza. También se diferencia en los detalles que se ven en las habitaciones y la originalidad de la decoración.

Diría que el público del hotel es cualquier persona que quiere conocer y descubrir la Patagonia auténtica, que tiene ganas de experimentar una estadía increíble y por supuesto que tiene la capacidad de pagar lo que vale un programa en el hotel. Algo bueno es que se puede reservar por noches, independiente de programas armados all inclusive.

Como asistente de viajes se lo recomendaría a todo turista –extranjero o chileno– que quiera tener una experiencia distinta, en un hotel muy “singular”, o a quienes de alguna forma están ligados al pasado de Puerto Bories, ya que se sorprenderán con lo que se ha hecho y con cómo se ha rescatado ese trozo importante de la historia de la Patagonia.

Yo volvería una y otra vez a este hotel, ojala con más tiempo para verlo al 100%, disfrutar del spa ¡y hacer más excursiones en este maravilloso lugar de Chile!