Experiencia Surf en Concón

Nuestras ejecutivas de ventas y marketing, Catalina Zúñiga y Karina Pires, respectivamente, vivieron una intensa experiencia de surf en las playas de Concón con nuestro operador Chilextremo. Aquí su experiencia.

Por Karina Pires

Hace unas semanas fuimos a Concón para vivir un día de surf y aprender a surfear con los profesionales del área, una experiencia verdaderamente inolvidable.

Salimos de Santiago a las 8:30 am, llegando a las 11.00 a Concón. Nos detuvimos en la playa para ver cómo estaban las olas y si podríamos a aprender a surfear con el tamaño que tenían. Al ver que era posible, salimos de la van para recoger los trajes de neopreno, pero el frío era tan intenso que las ganas de surfear se desvanecían. Sólo el estímulo de los guías consiguió aumentar nuestros deseos de querer aprender.

Con las tablas en la arena, y preparadas para la experiencia, hicimos algunos ejercicios preparatorios para no tener problemas al momento de entrar al mar. Hicimos ejercicios aeróbicos, de estiramiento y ejercicios específicos para los movimientos de surf, todo ello guiado por nuestro instructor.

Para nuestra suerte al entrar en el agua no sentimos su baja temperatura, ya que los trajes eran muy buenos y evitaban que el agua entrara en contacto con nuestro cuerpo. Empezamos con lo básico: sólo ponerse “de guata” a la tabla, esperando que la ola nos llevara hasta la orilla del mar, ganando equilibrio a intentando después algo más arriesgado.

Después de 30 minutos en el agua era hora de probar hacer lo más difícil del proceso: pararse en la tabla. Confieso que ya había hecho un curso de surf en Australia, pero en Chile las olas eran mucho más grandes.

La sensación de llegar a surfear, aunque sea durante 10 segundos o menos, es increíble e inexplicable. Es un desafío y deseas volver a intentarlo una y otra vez más. Te empiezas a imaginar surfeando, dominando las olas como que se ve en los concursos de surf en la televisión, pero por supuesto ese es un objetivo que sólo se consigue después de un largo entrenamiento.

Luego de un par de horas en el agua es el momento de comer: dos sándwiches de jamón y queso, un jugo y dos barras de cereales que nos ayudaron a recuperar nuestras energías, para realizar más surf por la tarde.

Surfear en las playas chilenas fue una gran experiencia, llena de desafíos, diversión y finalmente satisfacción. A continuación les ofrecemos algunos consejos para aquellos que quieran probar esta actividad:

  • Las lecciones de surf se llevan a cabo en las playas que no siempre tienen baños. Tienes que estar preparado para cambiarte delante de otras personas o tener un equipo personal para cambiarte de ropa.
  • Debes llevar un traje de baño para utilizarlo bajo del traje de neopreno.
  • Debes llevar ropa seca para cambiarte después de surfear. En las zonas costeras de Chile por lo general hay mucho viento.
  • Hay que tener disposición para aprender el deporte y ser perseverante para alcanzar el objetivo final.
  • Por lo general, hay restaurantes o cafés cerca de las playas para comprar comida adicional, pero también puede llevar sus propios alimentos, como frutas, sándwiches o bebidas.
  • Para las mujeres a las que les gusta llevar su pelo siempre peinado, deben llevar crema de peinado y cepillo.

 

Surf Day con Chilextremo

La clase de surf de 1,5 horas está dividida en 15 minutos de elongación, otros 15 de teoría del surf y finalmente 1 hora practica en el mar junto al instructor a cargo. Durante el resto del día los participantes podrán continuar practicando con el equipamiento completo.

Incluye

  • Transporte ida y vuelta e van particular
  • Clase de surf, 1 hora y media
  • Snack
  • Equipo completo (Traje – Tabla de surf)

Itinerario
8.00 – Salida del hotel
10.00 – Llegada a playa de destino
10.30 – Clase de surf
13.30 – Almuerzo
15.00 – Surf
18.00 – Regreso
20.00 – Llegada a Santiago

Valor del tour: $ 39.000 por persona. Para reservas escribir a contacto@gochile.cl o llamando al (56-2) 925 6400.