Tradición y modernidad en Santiago de Chile

En 2010 Santiago fue golpeado por un terremoto de magnitud 8.8. Duró tres minutos y muchos llegaron a pensar que ese sería el fin. Desde entonces, la ciudad ha podido recuperarse. Nuevos edificios han sido construidos, los parques volvieron a llenarse de gente y los restaurantes abrieron una vez más. En 2011 el New York Times también nombró Santiago como uno de los destinos top para visitar durante ese año. Estos grandes avances y la aparición en el ranking despertaron mi curiosidad por visitar la ciudad y ver cómo se ve después del sismo y la reconstrucción.

Por Tiny Girl with Big Bag

Antes de viajar le pregunté a algunos amigos chilenos sobre los lugares que debía visitar en Santiago. Al final la lista era tan grande y las atracciones tan numerosas que decidí hacer un city tour en mi primer día para poder ver los puntos más importantes. Elegí el City Tour por Santiago de GoChile, esperando después poder ver las cosas con más claridad y ser capaz de recorrer la ciudad sin prisa.

Un poco cansada por la fiesta de la noche anterior y mareada por la hora peak de la mañana, llegué al punto de encuentro del tour. Al ver la cara sonriente de nuestro guía, Sergio, me sentí a salvo y tranquila. Un bus grande y elegante nos estaba esperando en la esquina. Sergio nos saludó en tres idiomas –Inglés, español y portugués-. Durante el día siguió alternando entre estos tres lenguajes con tanto talento que ni siquiera me daba cuenta de cuando empezaba a hablar en otro idioma. Mientras el bus empezaba a moverse lentamente entre el tráfico matinal Sergio comenzó a contarnos sobre la ciudad y su historia.

La primera parada fue la plaza más antigua de la ciudad, la Plaza de Armas. Su catedral de estilo colonial y las altas palmeras me recordaron rápidamente a la era española. Nos bajamos del bus y Sergio nos contó sobre la fundación de la ciudad en 1541, la guerra de independencia contra España, el gran crecimiento durante el siglo XX y el terremoto de 2010.

Catedral Metropolitana de Santiago

El altar plateado de la catedral

La escultura de la virgen María sufrió daños durante el terremoto de 2010.

 

En los 30 minutos libres que tuvimos caminé por los alrededores de la plaza un poco apurada porque vi algunas caras sospechosas. Me comí un hot dog italiano de desayuno y tomé un poco de sol en las bancas. No pude parar de pensar en el terremoto. Debe haber causado un shock muy grande para que la gente siga hablando de él dos años después. Aparte de unas pocas casas sin techo y algunos pedestales sin estatuas, no vi ningún vestigio de esta tragedia. De todas formas era aterrador pensar en lo largos que esos tres minutos deben haber sido.

 

La siguiente parada debería haber sido un cerro verde dentro de la ciudad, el Santa Lucía, si no hubiera sido por una delegación de gobierno. Al principio me molesté mucho porque no pude visitar el llamado “parque de los enamorados”, pero luego pensé que las cosas normalmente eran así por aquí. Aunque tampoco vimos a la delegación en el cerro sí los encontramos en nuestro siguiente destino, la Casa de Moneda.

 

Sergio mantuvo silencio por las trompetas y tambores pero apenas la ceremonia terminó siguió hablando sobre Santiago. Hoy la Moneda es el Palacio de Gobierno, que ya funcionaba durante la época colonial como casa de moneda. Me sorprendió enterarme de que Santiago todavía es uno de los centros financieros más importantes de Sudamérica, junto con Sao Paulo y Buenos Aires.

 

Entrada al parque Santa Lucía

Ceremonia frente a La Moneda

Aquí todavía no sabía que estaba fotografiando al presidente de Chile

 

 

Mientras recorríamos la ciudad en el bus vi el parque más grande de Santiago, el Parque Forestal y el poco impresionante Río Mapocho, así como también las calles de algunos barrios muy interesantes: Bellavista, Providencia, Lastarria. Sergio nos contó una vez más sobre los daños causados por el terremoto de 2010, que costaron un tercio del producto interno bruto de Chile. Durante la reconstrucción nuevos y modernos edificios han sido diseñados, es por eso que es posible ver arquitectura clásica y moderna interactuando pacíficamente, una al lado de otra.

 

Techo dañado, también en 2010

 

Además de la reconstrucción que está ocurriendo, Santiago tiene otro punto débil. Nuestro guía nos contó que la ciudad lucha constantemente contra la contaminación. Santiago está rodeado por los Andes hacia el Este y la Cordillera de la costa hacia el oeste, por lo que no hay suficiente viento. La situación empeora mucho en invierno, cuando las montañas nevadas se hacen casi invisibles. Los que quieran tomar la mejor foto de Santiago con los Andes en el fondo tienen que subir uno de los cerros de la ciudad después de una lluvia. La vista es impresionante. Actualmente Santiago está instalando más áreas verdes para combatir la contaminación.

 

La última parada fue una tienda de artesanías, donde vimos bellos trabajos en Lapislázuli, el mineral chileno más famoso y donde además nos invitaron a probar otro trago tradicional de Chile, el Pisco Sour. Usualmente no me gustan estas partes comerciales de los tours, pero muchos turistas que están de paso en Santiago compran sus souvenirs aquí.

 

Al mirar por la ventana del bus durante el tour vi edificios neoclásicos al lado de modernos rascacielos y fue bueno ver que el orden y lo tradicional pueden coexistir pacíficamente uno al lado del otro. La arquitectura del pasado, la moderna tecnología del presente y los parques auguran un gran futuro para Santiago. Todavía queda camino por recorrer, es un poco polvorienta y algo desordenada, pero el resultado final es una ciudad encantadora que todos pueden disfrutar.

 

La catedral metropolitana junto a un edificio de oficinas.

 

El city tour por Santiago dura tres horas y media, tiempo en que visitas los atractivos más importantes. Recibí exactamente lo que esperaba: muchos relatos, historia, información y datos para los próximos días. El tour era profesional y muy bien hecho. Es perfecto para quienes tienen poco tiempo y no pueden pasar más de un día en Santiago o para quienes quieren ver los atractivos principales con un guía para después tener más tiempo de visitar los lugares por cuenta propia. El tour no es suficiente para decidir si el New York Times tiene  razón al nombrar Santiago como uno de los destinos turísticos top, pero escuché tantas historias y recibí mucha información que me ayudó a tener una primera impresión de la ciudad.

 

El city tour por Santiago fue organizado y auspiciado por GoChile. Si quieres dar un vistazo a la famosa cultura vitivinícola chilena y visitar una de las casas de Pablo Neruda también puedes probar el tour Vino, Isla Negra y Neruda. Puedes reservar éste y otros tours por el día en su sitio web o mandándoles un correo a tours@gochile.cl. Me gustaría agradecer a Álvaro Rojas por toda la ayuda y coordinación. Como siempre, las reflexiones en este artículo son mías.